Monográfico de Proyectos 2021-2022/NIORT CAMILLE

De Citywiki
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Clase 14/09/2021

Sobre la clase de la semana pasada, yo quería hablar de la desurbanización, porque es un tema muy importante hoy en la arquitectura. Este tema es incluse inevitable en vista del exceso de población, de flujos y de edificios, en vista de la creciente contaminación de las ciudades, y en vista del descenso del índice de bienestar en las megaciudades. Sin embargo, la solución no parece ser parar construir en las ciudades para construir en los campos, lo que implicaría la perdida de les espacios naturales, de los lugares de producción agrícola, y la simple noción de campo, porque este último no sería entonces más que una extensión infinita de las periferias urbanas. Conclusión : no tengo ninguna idea de como considerar el futuro.


Mi último proyecto

Key Words : rehabilitación, desarrollo urbano y vivienda colectiva

El barrio de Colombier, en Rennes, es un gran complejo de los años 70. Su construcción, como casi los todos grandes complejos de los años 70 en Francia, fue el resultado de la falta de viviendas en las grandes ciudades. Por lo tanto, su objetivo es traer un máximo de viviendas, así como, por necesidad, infraestructuras culturales, deportivas y/o de necesidades primarias. Con el paso del tiempo, estos espacios han mostrado muchas deficiencias, por lo que hoy son objeto de numerosas políticas de rehabilitación. Mi último proyecto consistía en la rehabilitación de este barrio de Colombier, abordando las lagunas visibles. Los principales áreas de trabajo fueron la mejora, recalificación y priorización de los distintos espacios exteriores (públicos, semiprivados, privados) ; la rehabilitación pura y dura de las viviendas, proporcionando calidad térmica y espacial a las viviendas, y por tanto a los residentes ; y, por último, la conexión de esta zona con el resto de la ciudad. En concreto, las viviendas se aislaron térmicamente del exterior, y luego se añadió una segunda piel de jardines de invierno, siguiendo el ejemplo de los arquitectos Lacaton y Vassal. A los espacios exteriores se les han asignado funciones específicas: espacio verde, plaza mineral, jardines cooperativos, etc. El vínculo con la ciudad se consigue principalmente a través de la rehabilitación del antiguo cine, centro neurálgico del proyecto, que se abre aquí para convertirse en un mercado abierto y transparente, que acoge diversas actividades culturales, asociaciones o incluso tiendas de alimentación. El mercado se convierte en un vínculo físico y moral.

En cuanto a las viviendas, a partir de los trabajos de segunda piel, creo que hemos intentado mejorar de forma convincente las capacidades térmicas de los distintos edificios, así como su capacidad para albergar personas. Los espacios exteriores se han trabajado de forma que ofrezcan muchas posibilidades de apropiación, y las instalaciones públicas se han trabajado de forma que evolucionen con el tiempo según los deseos y necesidades de las poblaciones locales. Sin embargo, aún me falta la retrospectiva para señalar ciertos puntos que deben ser revisados o que son poco sólidos.


Diagrams.jpg
Error al crear miniatura: convert convert: Unable to extend cache (/var/lib/mediawiki/images/4/47/Coupe_Est-Ouest_de_día.jpg) [File too large]. Error code: 1
Error al crear miniatura: convert convert: Unable to extend cache (/var/lib/mediawiki/images/9/9c/Coupe_Est-Ouest_de_noche.jpg) [File too large]. Error code: 1


Clase 21/09/2021

Al haber realizado mis dos proyectos de tercer curso sobre la rehabilitación de edificios y barrios de los años 70, la obra de los arquitectos Lacaton y Vassal de los últimos 30 años ha tenido una gran influencia en mí, y sigue teniendo hoy más que nunca sentido en el mundo que nos rodea. Sin embargo, sólo conocía la obra de Aravena desde fuera. El proyecto de Iquique juega con la cuestión del TIEMPO. El barrio se construye inacabado, y el arquitecto deja que los habitantes terminen lo que él ha empezado, sometiéndose a un futuro en principio incierto. La cuestión de la SIGNIFICADO es también muy fuerte, ya que el proyecto trabaja por el bienestar de las poblaciones desatendidas, dejadas en la periferia de las ciudades. Este proyecto ofrece y piensa ante todo en lo que creo que es lo más importante en la arquitectura: el bienestar de los futuros habitantes, así como su capacidad de apropiación.


Clase 28/09/2021

Esta vez me gustaría volver a uno de los artículos que nos enviasteis la semana pasada: el de la sede del Colegio Brains en Madrid, de DL+A arquitectos. Recibieron el premio PassivHaus por su trabajo en este edificio, especialmente por los pozos canadienses, que regulan las temperaturas en verano e invierno. Sin embargo, me pregunto sobre la cuestión de la ecología y la pasividad en la arquitectura, cuando al mismo tiempo los mismos arquitectos reciben el encargo de crear la nueva sede de Coca Cola en Madrid. El edificio cumple sin duda los mismos criterios de sostenibilidad, pero ¿se puede alabar realmente un edificio destinado a albergar una de las multinacionales más contaminantes del mundo? Por otro lado, en cuanto a la arquitectura en los países del Golfo (en el artículo de Abu Dhabi), me parece normal, o al menos comprensible, que estos nuevos países ricos aprovechen su nueva posición para hacer valer su poder, en este caso arquitectónico y cultural. Por poner el ejemplo de Jean Nouvel, me parece menos inquietante que respondan a encargos de países cuyos ideales parecen estar muy alejados de los nuestros (aunque creo que los arquitectos de hoy en día deben tomar una posición política), porque la arquitectura de Jean Nouvel no es ni ha pretendido nunca ser ecológica. Lo que critico aquí es la honestidad intelectual de los arquitectos de DL+A entre un tipo de arquitectura y un tipo de cliente, ambos radicalmente opuestos, lo que no es el caso de Jean Nouvel en mi opinión.


Clase 05/10/2021

La diversidad social, cultural y/o económica parece más que deseable, y ello a todos los niveles: edificio, barrio, ciudad... Sin embargo, el trabajo realizado en las ciudades, sobre todo en materia de urbanismo, hace que esta diversidad plural sea hoy casi imposible. Por poner el ejemplo de mi último proyecto, en los años 70 creamos barrios enteros para alojar al mayor número de personas en el menor tiempo posible. Esta arquitectura creó una segregación natural de las poblaciones más pobres, desplazándolas a la periferia de las ciudades. Cuando arquitectos contemporáneos como Lacaton y Vassal deciden trabajar en estos barrios, incluso con las mejores intenciones, parece casi imposible reintroducir la diversidad social y económica. Estos barrios siguen habitados por las mismas poblaciones incluso después de la rehabilitación, lo que está condenado al fracaso a largo plazo en mi opinión. Y si, por el contrario, el barrio atrae a nuevas poblaciones más altas en la escala social, asistimos entonces a una gentrificación del lugar, que excluye automáticamente a las poblaciones que estaban allí antes, debido al aumento de los precios de los alquileres ligado a la curva de la oferta y la demanda.

Mi proyecto favorito de Jean Nouvel es su proyecto de viviendas sociales en Nîmes, construido en 1987 y llamado Nemausus. El objetivo básico de este proyecto era ofrecer el 50% de las viviendas por el mismo precio EN CONSTRUCCIÓN, "un buen piso es ante todo un gran piso" dijo Jean Nouvel. Al final, como los pisos de HLM eran un 50% más grandes que sus homólogos, los alquileres también se incrementaron en un 50%, lo que provocó la huida de los ocupantes, y hoy sólo está ocupado el 60% del edificio. Las personas que viven en Nemausus no son las que lo eligieron, sino las que se vieron obligadas a vivir allí, y se ha producido un aumento de la delincuencia y un odio a la zona por parte de la población, a pesar de la gran calidad arquitectónica del proyecto.

En conclusión, para mí, si queremos conseguir reintroducir una mezcla social, cultural y económica en las ciudades, el planteamiento debe venir de los propios habitantes, que decidan en algún momento agruparse para proponer una nueva forma de vivir, producir, compartir y convivir. Por supuesto, los arquitectos ya han pensado en decenas de formas diferentes de vivir, de proyectar la vida, pero siguen siendo proyectos que tienen poca resonancia entre la población, a no ser que la demanda venga directamente de ella, en cuyo caso el arquitecto es el puente que puede hacer realidad esos deseos.


Cuadro Niveles Sostenibilidad


Tableau Sostenibilidad bis.jpg



Clase 19/10/2021

En contra de lo que usted podía pensar (o al menos de lo que nos hizo creer), Lacaton y Vassal son arquitectos especialmente apreciados y utilizados como referencia por los estudiantes en sus proyectos. Personalmente, durante mis dos proyectos anteriores, en el primer y segundo semestre del año pasado, utilicé los proyectos de Lacaton y Vassal como principal referencia. Para el segundo os presenté con el uso de los jardines de invierno en los bares de los años 70 (tomando como ejemplo la rehabilitación de la Tour Bois-le-Prêtre o el barrio del Grand Parc). Mi proyecto del primer semestre también consistió en una rehabilitación de torres de los años 70, pero esta vez a escala puramente arquitectónica, con muy poco trabajo en el aspecto urbano circundante. Entonces tomé como primera referencia el proyecto del FRAC de Dunkerque, pero cambié el alcance del proyecto. En efecto, mi proyecto consistía principalmente en viviendas sociales, mientras que el FRAC de Dunkerque es un lugar de arte. Así pues, los dos arquitectos de Burdeos representaron la mayor parte de mis pasiones arquitectónicas el año pasado.



Planche Vue sur Baie 1 .jpg
Planche Vue sur Baie 3.jpg
Planche Vue sur Baie 4.jpg
Planche Vue sur Baie 2.jpg







































Clase 26/10/2021

El agua siempre ha sido un elemento esencial en el asentamiento de un territorio, y las grandes ciudades del mundo están casi todas construidas en las orillas o alrededor de los ríos. Granada no es una excepción a esta regla, ya que se construyó en torno a los ríos: el Genil y el Darro, y sobre este último se construyó una de las mayores carreteras de la ciudad.

La excursión de ayer mostró la urbanización del río Genil, desde su entrada en la ciudad, situada en el límite con el campo, hasta su implantación en el corazón de la ciudad. A lo largo del recorrido, podemos observar las diferentes intervenciones del hombre sobre un entorno natural, desde su hormigonado total y controlado, pasando por la creación de un canal, hasta su restitución natural como curso de agua que se desliza por la ladera de una montaña, serpenteando entre árboles, vegetación y topografía natural. Al igual que la ciudad, el río está cada vez más enmarcado a medida que uno se adentra en la ciudad. De hecho, ciclistas, corredores y caminantes recorren el río en busca de la naturaleza que no encuentran a lo largo del mismo cuando está en el centro de la ciudad. No hay árboles a lo largo del río, ni riberas terrosas, ni plantas acuáticas que se empapen del agua (que por cierto ayudan a filtrar el agua, pero que se eliminan en cuanto están demasiado presentes). Patrick Geddes habría dicho: no es la ciudad la que va al campo, sino el campo el que va a la ciudad. Y usted añadió durante el recorrido por qué la forma del río que se ve a unos kilómetros al este no podía ponerse simplemente como está en el corazón de la ciudad. Pero la naturaleza importada a la ciudad me parece destinada a ser transformada y urbanizada poco a poco.

Como proyecto de este semestre, estoy trabajando en la ciudad de Alhama de Granada, a una hora al oeste de Granada. El proyecto consiste en introducir el campo en la ciudad, con el fin de inventar una nueva forma de vida, especialmente capaz de atraer a los habitantes de la ciudad en busca de vegetación. Los espacios públicos, incluso los públicos, deben convertirse en campos. Más allá de ciertos desacuerdos que tengo con mi profesor sobre la forma de enseñar arquitectura (y por lo tanto de producir los arquitectos del mañana), me pregunto sobre esta nueva forma de vida, una ciudad-campo, un ideal que me parece en principio antagónico.Desde hace al menos un año, siguiendo mis proyectos de rehabilitación, me pregunto sobre las posibles formas de construir las ciudades y los campos del mañana, con todos los problemas actuales, en relación con la densidad, el verdor, la contaminación, las diferencias sociales, la producción, la forma de vivir, de trabajar, de vivir o de sobrevivir. No encuentro ninguna respuesta satisfactoria, ni encuentro ninguna respuesta arquitectónica, urbanística o paisajística hoy en día que parezca funcionar, salvo quizás proyectos aislados que respondan a una situación concreta, que parece ser el principio de la arquitectura, es decir, analizar una situación concreta y responder a ella de forma individual. (Desgraciadamente, como muchos arquitectos antes que yo, tengo el deseo de encontrar una respuesta algo universal a un problema determinado, como Le Corbusier con las Ciudades Radiantes, aunque esto se pierda de antemano debido a nuestras diferencias de cultura, estilo de vida, clima, etc.)


Clase 02/11/2021

El edificio diseñado en Málaga por el arquitecto Rafael Moneo me intriga. Aunque es un arquitecto muy conocido, como lo demuestra su pritzker de 1996, el diseño de Moneo para un hotel parece poco razonable y fuera de contexto desde todos los puntos de vista. Aunque el proyecto fue decidido con toda seguridad por el ayuntamiento, me parece que es deber del arquitecto -y de los arquitectos en general- poder decir a los responsables cuando un proyecto no es deseable, ya sea por su tamaño, su programa o la estética que propone. Como se mencionó en la clase del martes, una de las posibilidades para conseguir una arquitectura no aceptada en el plan urbanístico local es cambiar las leyes. Nos encontramos exactamente en este caso: el hotel Moneo prevé tener 10 plantas de altura, es decir, el doble de lo permitido anteriormente. La Junta de Andalucía dio entonces la razón a los promotores del proyecto y no a los defensores del patrimonio.

Sin embargo, periódicos como Sur, el diario de Málaga, siguen promoviendo el proyecto. Cito: "el hotel de cuatro estrellas, en planta baja más ocho y ático, diseñado por el afamado arquitecto Rafael Moneo, que vendrá a suponer un nuevo hito urbano en este ámbito del corazón de la ciudad, como ya lo fueron en su momento el edificio de Hacienda o el de Correos." También sé que cuando se pregunta "por qué un gran arquitecto aceptaría un proyecto que parece "perdido de antemano" desde el punto de vista arquitectónico", la cuestión del dinero entra rápidamente en juego. En primer lugar, no creo que Moneo tenga una necesidad inminente de dinero, y en segundo lugar, mi quizás ingenuidad de estudiante espera pensar que los arquitectos tienen unos valores, que les impiden aceptar un proyecto si les parece intrínsecamente malo, por muy grande que sea el cheque.

Otra cosa interesante de la presentación de Yolanda es que los diversos problemas que se encuentran en la Costa del Sol son exactamente los mismos que en la costa del sur de Francia, y ciertamente en muchos lugares del mundo que viven de sus costas y de su turismo. La pregunta sigue sin respuesta: cómo pensar y organizar nuestras ciudades, y aquí nuestras costas, para el futuro.


Clase 09/11/2021

El fin de semana pasado fui a Madrid para reunirme con otros estudiantes de arquitectura de mi escuela en Francia. En la esquina de una calle, vimos una pancarta flotando en el aire: la de los arquitectos Lacaton y Vassal. Después de que nos rechazaran las plazas en el Prado y el Reina Sofía, y de que cayeran unos cuantos litros de lluvia, la oferta de ver a nuestros arquitectos franceses fue bienvenida.

La exposición tuvo lugar en la Fundación ICO. En una primera parte, se presentan todos los proyectos de la agencia en planos, secciones y explicaciones; después, los mismos proyectos en forma de frisos con diferentes fotos. Esta primera parte no es muy instructiva para los aficionados al Pritzker 2021, ya que la exposición no es más que una retranscripción básica de todos los elementos ya visibles en su página web. Al haber lijado sus proyectos durante el año pasado, no aprendí mucho.

Sin embargo, me gustó especialmente la última parte, que consistía en varios cortometrajes que mostraban a los habitantes de los edificios en su vida cotidiana. Para mí, estas pequeñas películas, muy contemplativas, representan la esencia misma de la obra de los arquitectos Lacaton y Vassal, es decir, la vida. La vida creada por y para los habitantes, a través de estos espacios mixtos, intermedios, que no están incluidos originalmente en la vivienda pero que ofrecen a ésta su verdadera riqueza. Estos dos arquitectos se inscriben en esta línea de arquitectos que anteponen la vida como argumento principal del proyecto, a las cuestiones estéticas (fachadas) que están demasiado presentes en la arquitectura actual, especialmente a través de numerosos precios pritzker (como la Galería de Gwanggyo de Rem Koolhass o el Louvre Abu Dabi de Jean Nouvel). Sin embargo, es a través de arquitecturas como las de Lacaton y Vassal -o Aravena- donde aparece la verdadera estética, la que está impulsada por la ética. La belleza del proyecto se ve en su éxito y, sobre todo, en la mejora de la vida de los habitantes y la expresión de sus deseos individuales, como se puede ver en las películas de la exposición.

También me gustaría destacar la hermosa foto a tamaño real tomada desde la cima del FRAC de Dunkerque, que permite una hermosa vista del puerto industrial y del mar de Dunkerque.


Photo Fondation ICO 1 first.png Photo Fondation ICO 1 bis.png Photo Fondation ICO 1.png Photo Fondation ICO 2.png Photo Fondation ICO 3.png Photo Fondation ICO 4.png


Clase 16-17/11/2021

La presentación de Beatriz sobre el trabajo de n UNDO fue muy interesante. Aunque parece casi normal como forma de abordar un proyecto - analizando los valores intrínsecos del proyecto y del lugar, y centrándose en la necesidad real del lugar - hoy en día son proporcionalmente pocas las agencias que ofrecen esta forma de trabajar.

Creo que el proyecto de la ciudad de Don Benito es representativo de su trabajo. La ciudad recurrió primero a los arquitectos para un proyecto de aparcamiento en la plaza de la iglesia. Considerando que la propuesta era sencillamente errónea (por las consiguientes obras que conllevaría la creación de un aparcamiento de varias plantas, así como la desaparición de una plaza pública para los habitantes, y los nuevos flujos de coches que ello generaría), el grupo de arquitectos propuso entonces, en su lugar, conectar el centro con la periferia de la ciudad. Los visitantes aparcan a 15 minutos del centro y descubren la ciudad durante este recorrido, sobre todo a través de la reapertura de los patios propios de estas ciudades españolas. La plaza pública, inicialmente dedicada a aparcamiento, se rediseña, basándose en los trabajos arqueológicos, como un verdadero lugar público para los habitantes. No hacer un aparcamiento, rehacer una plaza pública, todo ello abriendo la red de espacios públicos a los peatones.

Error al crear miniatura: convert convert: Unable to extend cache (/var/lib/mediawiki/images/5/5f/Mise_en_page_A3_-_Séminaire.jpg) [File too large]. Error code: 1
Error al crear miniatura: convert convert: Unable to extend cache (/var/lib/mediawiki/images/0/06/A3_BUM.jpg) [File too large]. Error code: 1


El seminario de Málaga se basó en la continuidad de lo que habíamos trabajado el día anterior, cada uno en sus diferentes proyectos. Se me ocurrieron varios pensamientos. En primer lugar, al escuchar la primera presentación, el hecho de que estuviéramos celebrando un seminario sobre temas que me parecían de interés común me hizo dudar. Tal vez sea la diferencia de países, pero tengo la impresión de que estas cuestiones diferentes -cuidar el planeta, consumir menos, poner la ecología por encima de la economía...- están totalmente asimiladas en Francia, y ya no son una cuestión en nuestros estudios de arquitectura, sino un hecho de la época y de la sociedad que tenemos que resolver en nuestros proyectos.

Sin embargo, aunque la reflexión sobre las cuestiones medioambientales sea quizá más avanzada en las escuelas de arquitectura de Francia, no lo es necesariamente en las políticas globales del Estado. ¿Quizás también porque las políticas medioambientales de los países se deciden a nivel europeo, y cada país puede no tener mucha libertad a ese nivel? Se plantea entonces la cuestión de la implicación de Europa en su papel medioambiental. La metáfora del aerogenerador y el pájaro, es decir, que el aerogenerador está situado en una corriente de aire y, por tanto, dificulta el paso del pájaro, también me atrajo. Destaca el hecho de que la respuesta a un sitio no es necesariamente bidireccional: buena o mala, pero posiciones que parecen ir en la misma dirección pueden interponerse. ¿Qué elegir entonces? ¿Mantener el paso natural de las aves en estas zonas del territorio, o crear aerogeneradores que den una respuesta ecológica a las necesidades energéticas humanas?

Por último, me gustaría abordar la cuestión del turismo. Al final del seminario, antes de la puesta en común global, discutimos el tema del turismo en nuestro grupo. La línea general parecía ser la de una reducción drástica del turismo, por el bien de los territorios. Tenemos el ejemplo de la ciudad de Venecia, que se enfrenta a demasiados turistas, por lo que tiene que establecer cuotas de entrada a la ciudad. Sin embargo, esto plantea muchos problemas sociales. En primer lugar, si el número de personas aceptadas en un territorio disminuye, como consecuencia de la ley de la oferta y la demanda, los precios subirán y sólo podrán permitírselo quienes tengan una mejor situación económica, lo que creará una desigualdad social. Además, si algunos territorios viven principalmente del turismo, como la Costa del Sol, ¿qué pasará con los trabajadores del sector turístico si de la noche a la mañana el flujo de turistas se reduce a la mitad? El turismo proporciona un medio de vida a millones de trabajadores, y una caída del turismo no sólo perjudicaría a los viajeros, sino también, y sobre todo, a las personas que viven de él. Este círculo parece como muchas preguntas hoy en día, muy difíciles de resolver. Para continuar...


Clase 23/11/2021

Elogio del sol


¿Qué puede ser más bonito que hablar de arquitectura, en un banco, disfrutando del último calor del sol de las 3 de la tarde? Un día aprendí que la razón por la que vivimos de día y no de noche -además de la cuestión práctica- es porque el sol nos da energía.Como el cargador al teléfono, el aire al pulmón, la gasolina al coche, la tinta al lápiz, el pie a la mesa, la nariz al olfato, el disco al gusto, el oído al oído, el casco al barco, las alas al pájaro, el cristal a las gafas, el agua a la isla, el sonido al altavoz, las hélices al helicóptero, la cúpula a la mezquita, el muro a la ventana, el titanio a Gehry, el árbol al papel, las raíces al árbol, la tierra a las raíces, el lleno al vacío, la pizarra a la tiza, el profesor al aula, la ciudad al campo, la propiedad privada a la cerradura, el discurso a la política, el zapato al cordón, el trabajo a la pereza, la tradición a la modernidad, el genio a Da Vinci, el dibujo a la caricatura, el humor a la caricatura, las cuerdas a la guitarra, el sueño a la cama, las lenguas a los libros, los cerebros a los humanos, el vapor a las salas de vapor, las tuberías a los grifos, el tungsteno a las bombillas, los áridos al hormigón, la pertenencia a la bandera, como el sol a la luz, como el sol a la energía. Como el sol a la energía. Sin sol, no hay vida. Entonces, ¿por qué no disfrutar más? Con la llegada del invierno, los días son cada vez más cortos, más fríos, menos soleados. Las pilas, que se han recargado con el sol durante el verano, ya empiezan a desgastarse, y el trabajo que exigen nuestros estudios tampoco es moco de pavo. Por ello, propongo que a partir de hoy, miércoles 24 de noviembre de 2021, comencemos todas nuestras clases con un breve debate, para ambientar la sesión que viene, sentados en estos bancos, en el patio del colegio, disfrutando de los últimos rayos de sol de las 3 de la tarde.

Ecole 1.jpg


Clase 30/11/2021

"¿Por qué los artistas apestan cuando se hacen ricos?"

Se trata de una frase de un rapero francés, y me parece que se adapta perfectamente a los arquitectos, sustituyendo la palabra rico por conocido (aunque ambas vayan a menudo juntas).

A menudo me pregunto por los arquitectos que llenan el panorama arquitectónico actual. Muchos de sus proyectos me hacen enarcar las cejas; y sin embargo, si hoy son tan conocidos es porque en algún momento han "probado", por su talento, trabajo y particular visión de la arquitectura.

Como los arquitectos son viejos, muy viejos, porque el reconocimiento llega lentamente, por la propia lentitud de la arquitectura, todos los arquitectos de fama mundial tienen hoy, en general, más de 80 años. Franck Gehry - 92, Alvaro Siza - 88, Rem Koolhass - 77, Renzo Piano - 84, Norman Foster - 86, Tadao Ando - 80, Peter Zumthor - 78, Richard Rogers - 88, Rafael Moneo - 84, Jean Nouvel - 76. En los últimos 20 años, la edad media de los arquitectos que han sido pritzker price es de 66 años, lo que demuestra que en este campo el reconocimiento llega tarde. Los arquitectos que rondan el panorama arquitectónico actual tienen 30-40-50 años o más de trabajo a sus espaldas.

Pude descubrir a Jean Nouvel gracias a su proyecto Nemausus, un proyecto de vivienda social que data de 1987 en Nîmes. Se trata de una reinterpretación de la vivienda contemporánea, retomando ideas desarrolladas por Le Corbusier en sus cités radieuses, como la calle aérea o las fachadas de doble altura, y reelaborándolas a su manera. Una reinterpretación de la historia de la arquitectura, tratando de responder a los retos de su sociedad, ¿no es esto el trabajo del arquitecto? Hoy, Jean Nouvel es el arquitecto elegido para construir el nuevo Museo Nacional de Arte de China: el NAMOC. Por las imágenes transmitidas por la agencia, el proyecto me parece una vez más -y como la gran mayoría de los proyectos en países emergentes- basado en perspectivas comerciales, engañosas y, en mi opinión, feas. Para que conste, los dos arquitectos que competían por este proyecto eran Franck Gehry y Zaha Hadid. Esto muestra el tipo de arquitectura que es popular en los grandes proyectos globales de hoy en día, es decir, una arquitectura de formas, fachadas, colores, texturas, imágenes y renders en 3D, y marcas.

Para citar a otros arquitectos en la misma cesta: Rem Koolhass. Uno de los primeros proyectos de Rem Koolhass fue uno en Francia, en las afueras de París. La Villa dall'Ava es una casa unifamiliar en la tradición de las grandes casas del siglo XX, como la Villa Savoye, la Farnsworth o la Casa de Cristal. El arquitecto juega con la topografía del lugar, la relación con el exterior y los diferentes espacios del interior de la casa. En la actualidad, la agencia OMA propone proyectos que suscitan interrogantes, en particular la tienda Galeria de Corea del Sur, que se inscribe en la línea de la arquitectura que he mencionado anteriormente.

Nunca hay un momento aburrido. Descubrí a los arquitectos suizos Herzog y de Meuron gracias a proyectos como los edificios Ricola o su trabajo en la obra de Vitra, especialmente el Schaudepot, y ahora están construyendo una torre en París, que no voy a comentar.


Error al crear miniatura: convert convert: Unable to extend cache (/var/lib/mediawiki/images/2/25/Avant_Après_ok.jpg) [File too large]. Error code: 1



Clase 07/12/2021

El proyecto que Bruno nos presentó el martes me hizo dudar inmediatamente. Como dije en su momento, el hecho de crear e introducir una tecnología en los espacios naturales -en este caso un parque- con el objetivo de hacer estos espacios naturales menos naturales y más cómodos para el ser humano.

Calentar un espacio natural, o refrescarlo según la estación del año, a veces creando muros o techos para contrarrestar elementos naturales como el viento o la lluvia, es para mí la definición de una casa. Siendo la casa lo contrario de un espacio natural, siendo por definición construida por el Hombre, que no es el caso de la Naturaleza, y creada de hecho para resguardarse, para protegerse de esta Naturaleza.

Sin embargo, es cierto que hoy en día la propia noción de casa está cambiando en la arquitectura. Ya no se trata necesariamente de protegerse y resguardarse de la Naturaleza, sino de conseguir que ésta se introduzca en la propia casa, que haya un discurso entre ambos, que el habitante tenga una relación con su entorno y que la casa no sea sólo, como diría Le Corbusier, "una máquina de vivir".

Cuando voy a un espacio público, y principalmente a los parques de mi ciudad, no busco en absoluto la comodidad que puedo encontrar en mi piso. Por el contrario, si no es un cambio de escenario, busco espacios que me saquen completamente de los interiores, y esto se hace sintiendo los elementos. Sentir el viento frío azotando tu cara, los rayos del sol calentando cada centímetro de tu piel, o incluso sentir la lluvia resbalando.

Especialmente para mí, que me he criado más en el campo que en la ciudad, estas son las sensaciones que busco cuando salgo a los parques de la ciudad. Además, ¿dónde está la felicidad de encontrar el confort del hogar si no se ha visto un poco afectado por el frío, la lluvia, el sol, el viento? El placer de la excursión reside tanto en el paseo, durante el cual se airea la mente y el cuerpo, como después, cuando se encuentra el confort de un interior, y cuando uno se dice a sí mismo que es afortunado por tenerlo.

En definitiva, prefiero dejar los espacios públicos, especialmente los parques, con una cierta "incomodidad" propia, incluso natural (una pequeña broma para terminar).

PS: Para la imagen, buscaba una caricatura que había visto en un periódico satírico francés, en la que el personaje estaba frente al mar, pero mirando el paisaje a través de un televisor. Este dibujo representa también lo que intenté decir, y mostrar que tal vez hoy la gente busque volver a la naturaleza, manteniendo su comodidad en la ciudad. Este es el objetivo de mi proyecto semestral, crear una nueva "rurbanidad", para los habitantes de la ciudad que buscan un modo de vida más saludable.


Clase 14/12/2021

El feminismo en la arquitectura

La cuestión feminista es un tema sensible en todos los círculos. Plantearlo es poner en conflicto diferentes opiniones. Estos últimos afectan directamente a las personas, su género, y son especialmente sensibles a ello. El campo de la arquitectura no es una excepción, y desde hace varios cientos de años, las mujeres (y los hombres) se cuestionan estas cuestiones y tratan de resolverlas, o al menos de hacerlas avanzar. En el siglo XVII, la marquesa de Rambouillet propuso un salón que ponía a las mujeres en el punto de mira. En el siglo XVIII, las propias feministas materiales americanas diseñaron casas que favorecían la emancipación de las mujeres. Las sufragistas británicas cuestionaron el lugar de las mujeres en el espacio y el dominio públicos. El feminismo de los años sesenta y setenta supuso una renovación del pensamiento y la práctica arquitectónica al dar mayor visibilidad a las mujeres en la profesión, valorar las diferentes prácticas arquitectónicas y adoptar una mirada crítica sobre el diseño de los dispositivos espaciales. Este feminismo es una auténtica moda en la comunidad arquitectónica estadounidense y se materializa a través de exposiciones, escritos y conferencias. En el contexto arquitectónico francés, estas reivindicaciones se reflejaron en varios eventos a principios de la década de 2010, la mayoría de las veces con un enfoque centrado en el papel de la mujer en la arquitectura. Recientemente, el movimiento #MeToo ha liberado totalmente la palabra.

Sin embargo, sigo siendo escéptico respecto a algunos de los debates que se han presentado, en particular el relativo al lugar de las minorías en un campo como el de la arquitectura.

No me detengo en el tema, ya que estoy relativamente desinformado al respecto. Por lo tanto, yo también tengo un punto de vista, pero carece de profundidad, argumentación e investigación (una carencia que hay que subsanar lo antes posible, por supuesto).


Por fin

Para terminar (aunque reconozco que con retraso), quería daros las gracias por este semestre. Si bien es cierto que la producción no estaba allí, es seguramente el curso donde más reflexioné sobre lo que es y será nuestra profesión, sobre lo que tendremos que dibujar en nuestros proyectos el día de mañana para intentar mejorar la vida cotidiana, ya sea a gran escala con las ciudades o a menor escala con las viviendas.

Cuanto más tiempo pasa en mis estudios de arquitectura, más dudas se apoderan de mí. Cada semestre que pasa tengo más dudas sobre lo que podré hacer después, sobre lo que tendré que hacer después. Siento que cada vez tengo menos respuestas para el mundo que me rodea, y aunque un arquitecto dijo una vez (no recuerdo quién fue) que el papel de un arquitecto es intentarlo aunque no tenga las respuestas, hoy me temo que soy un arquitecto que lo intenta pero no lo consigue, y que por tanto empeora la ciudad en lugar de solucionarla. Ante esto, a veces me digo que la mejor solución es la abstinencia, aunque no sea cierto, porque hoy sabemos muy bien que la historia no es más que una sucesión de fracasos, en la que hay que intentar mejorar, comprender, evolucionar.

Espero que estos constantes borrones en mi mente se desvanezcan poco a poco cuando llegue el momento de asumir mis responsabilidades y diseñar a mi vez la ciudad del mañana.

El antiguo Papa Pío II dijo: "Cuanto más sabemos, más dudamos.

Aunque creo que la elección de las calificaciones debe dejarse siempre en manos del profesor, a la vista de las calificaciones que me han otorgado mis compañeros, me concederé un 9. Esto es probablemente un poco pretencioso teniendo en cuenta el poco trabajo que se ha hecho a lo largo del semestre, pero ese es el problema de pedir a los estudiantes que se autocalifiquen.